Los tendederos colmados

Hay una postal social enorme y llamativa que desvela a los poetas muertos. ¿Qué son los tendederos del vecindario sino otro grito de profunda y accidental, deliciosa metáfora? ¿Acaso existe arte mayor que el de las amas de casa que decoran sus cables alambrados, ajenas a toda intención estética? No hay más que apreciar ese par de pantalones, banderas de la incorporeidad, para volverse locos de encanto. Sugerencia de los sujetos que ya no están. ¿Qué otra cosa son esas investiduras sino personas colgadas de las piernas, desesperadas, que lograron vencer a sus captores y que, desnudas, se fugaron en nombre de la libertad?

Un comentario en “Los tendederos colmados

  1. Mariano Catoni es mi escritor, vivo, preferido.

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s